Los superheroes de nuestros pequeños.

Es evidente que si en la publicidad de un determinado producto se incluye el testimonio o respaldo del ídolo futbolístico del momento, se va a ejercer un poder de influencia en los menores de tal forma que éstos, con un elevado grado de probabilidades, van a solicitar la compra del producto no tanto por las propias características del mismo sino por la aparición del personaje que aparece en el anuncio.

A fin de evitar esta situaciones, nuestra normativa (Televisión sin Fronteras)  prohíbe aquella publicidad que explote la especial confianza de los niños en profesores u otras personas, tales como profesionales de programas infantiles o personajes de ficción.

 ¿Afecta ello a las promociones? Y ¿a personajes de ficción creados especialmente para la promoción de un producto?

En cuanto a las promociones, será lícita la publicidad que reproduzca escenas de una serie de dibujos animados, película, videojuego, etc. siempre que dichas imágenes guarden relación directa con la promoción (ej. sorteo del un videojuego por la compra de unos cereales; obsequio de un tazón con la imagen de un personaje de ficción por la compra de un determinado cacao en polvo, etc.). Ahora bien, durante la reproducción de tales escenas no se podrá realizar alusión alguna, directa o indirecta, al producto promocionado ni podrá aparecer éste en pantalla. Una vez finalicen dichas escenas, y de forma claramente separada, se podrá mostrar el producto anunciado y se podrá informar sobre sus características, aunque nunca empleando la imagen o la voz de los personajes de dichos programas, espacios o películas. En tales circunstancias tales anuncios no infringirían la citada norma.

En todo caso, se excluirán de tales exigencias aquellos personajes de ficción creados específicamente con fines publicitarios relacionados con el producto promocionado y que, por consiguiente, resulten conocidos entre el público infantil exclusivamente como resultado de su participación en la publicidad de ese producto (ejemplo de ello, lo tenemos en el Ronald McDonal, personaje de ficción utilizado como mascota principal de la cadena de comida rápida McDonald’s).

 Asimismo, también resulta lícito la participación de personas/personajes reales/ficticios que participen en campañas de información o educativas patrocinadas o promovidas por empresas y cuyo fin sea exclusivamente promover entre el público infantil determinados hábitos o comportamientos positivos (tales, como una alimentación sana, la realización de actividad física, etc.). En estas campañas de información o educativas podrá aparecer una referencia singular al nombre o logotipo de la compañía que patrocina o promueve dicha campaña.

 

yolanda
Other posts by yolanda
Related Articles
Leave a Reply